martes, 21 de enero de 2014

Practicar Budismo en la vida moderna. Una experiencia personal


Bien es cierto que las múltiples obligaciones que nos ocupan durante cada día hacen difícil seguir una disciplina que en un lugar como un templo o monasterio se podrían realizar de manera más fácil y constante.

Personalmente intento integrar la vida familiar con el desarrollo interior de una manera que se puede resumir en unos pocos aspectos:

- Me levanto una hora antes de lo establecido para realizar una media hora de meditación Zazen. Si bien al principio es un poco difícil de realizar, al tiempo experimentamos el placer del control y la disciplina que nos hace continuar durante el día con seguridad y bienestar

- Cultivo de manera constante la atención plena al momento presente, intentando controlar mis palabras, actos y pensamientos y separando mi estado mental de las condiciones externas que la vida me depara.

- Genero siempre en la mente un sentimiento de compasión hacia todos los seres, puesto que todos quieren la felicidad como yo y se merecen mi respeto, compasión y amor.

- Practico Yoga unos 45 minutos al día, buscando el equilibrio entre el cuerpo y la mente

- Al finalizar el día, me retiro nuevamente para practicar meditación Zazen durante aproximadamente media hora, despidiendo el día con el deseo de que TODOS los seres sintientes puedan librarse del sufrimiento.

¡Qué seas feliz allá donde estés! _/|\_ OM MANI PADME UM